TRASLADO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ORANDO EN EL HUERTO


MONICION
Vamos a proceder al Traslado del Señor desde su Capilla al Altar de Cultos.
Para ello vamos a hacer una meditación sobre el Misterio Evangélico que con la Imagen de Nuestro Señor queremos representar.
Meditación que haremos desglosando paso a paso los momentos vividos por El en el Huerto de Getsemani.
Por ello, dispongamos nuestro corazón para que su palabra nos conmueva.
+ En el nombre del Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo. Amen.

PRIMERA ESTACIÓN
Jesus, acompañado por tres de sus discípulos, se dirige como de costumbre, al Monte de los Olivos. Llegados allí, dice:
VELAD Y ORAD PARA NO ENTRAR EN TENTACIÓN.
Jesus, conociendo lo ciego que somos tú y yo, nos previene y nos dice: velad, estad atentos, manteneos despiertos.
Jesus nos quiere decir que esta vida es pasajera y ciertamente es necesario que vigilemos porque nuestra vida no es solo un Pacífico suceder de actos, sino que también es una lucha con las más variadas tentaciones, como la vanidad, la violencia, el excesivo apego a las cosas materiales y muchas otras cosas que son nuestros peores enemigos.
Si, vigilemos siempre para no caer en tentación. He aquí el gran valor de la Oración. He aquí nuestra mejor arma para esta lucha de cada día.
ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la misma Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo.
Padre nuestro….
PETICIÓN
Pidamos al Padre por la paz en el mundo, por la paz interior de los hombres; porque desaparezcan las injusticias, las discriminaciones, las tremendas desigualdades existentes; el azote de la droga, el paro, la delincuencia, la insolidaridad; el materialismo que nos rodea y del que participamos; y en general las cosas que nos alejan de Dios y de los hermanos.
Para que estemos despiertos y atentos a seguir la senda de Jesús en el seno de la Iglesia.
Roguemos al Señor.

SEGUNDA ESTACIÓN
Jesús comenzó a entristecerse y angustiarse. Entonces les dijo a sus discípulos:
TRISTE ESTA MI ALMA HASTA LA MUERTE
Cristo, el divino humano, el que se había transfigurado en auténtico Dios en el Monte Tabor, se había hecho auténticamente humano en Getsemani.
Los pasos de Jesús separándose de sus discípulos por el pedregal blancuzco de la tierra calma de los olivos fueron los pasos del tránsito de la vida a la muerte, de la muerte a la Vida.
Una divina sabiduría le dio a conocer lo que le preparaba el plan del Padre. Y un humano temblor hizo que la tierra quedase marcada por sus rodillas. Fue la primera caída. Aún no  había cargado con la Cruz y ya le pesaba. Humano en el sufrimiento, Divino en el valor.
ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la misma Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo:
Padre nuestro….
PETICIÓN
Pidamos al Padre por Su Santidad el Papa; por los obispos y sacerdotes, particularmente por los que dirigen nuestra Parroquia, para que sus enseñanzas y ejemplo aviven nuestra fe y sepamos ser valientes y dar testimonio de Cristo.
Roguemos al Señor.

TERCERA ESTACIÓN
Jesús ora al Padre diciendo:
PADRE MÍO, SI ES POSIBLE, PASE DE MI ESTE CÁLIZ
Humano en su Oración. Las manos se le crispan; la piel se le enfría; su garganta se reseca; su mirada se pierde; el corazón le palpita encendido; la boca, entreabierta, parece que quiere decir algo más.
Tu culpa y la mía pesan sobre Jesús que ve, vertidos en el cáliz de su pasión, las humillaciones, el cansancio, la incomprensión, el abandono…
Pero aún en esos momentos sabía que el Padre le amaba y que todo aquel dolor que le esperaba valía la pena. Sabía que iba a llevar a cabo el Plan de Salvación establecido desde el principio de los siglos para glorificación del Padre.
Algo siente en sus sienes. Unas gotas le bajan de su frente. ¡¡Está sudando sangre!!
ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo:
Padre Nuestro…
PETICIÓN
Pidamos al Padre por los dirigentes de las instituciones que nos gobiernan, para que lo hagan con justicia, honestidad y entrega. Y para que los cristianos cofrades sepamos impregnar la sociedad en la que vivimos de los conceptos de perdón, comprensión, caridad y amor fraterno.
Roguemos al Señor.

CUARTA ESTACIÓN
La respuesta de Jesús no se hizo esperar.

HÁGASE TU VOLUNTAD Y NO LA MÍA
El Padre puso al lado de su Hijo, en aquel momento, un Angel bajado del cielo para que le confortase en el trance de dolor por el que estaba pasando. Y Jesús confía en el Padre.
Pero Jesús no esperó a ese día para acomodar su voluntad a la del Padre. Lo hizo durante toda su vida.
Si esa fue la conducta de Cristo, esa debe ser también la actitud de todo cristiano. Porque, como Jesús, todos estamos llamados a cooperar en el Plan de Dios. Para ello nuestro alimento debe ser la Oración y el cumplimiento de la voluntad de aquel que nos
ha enviado.
ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la misma Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo:
Padre Nuestro…
PETICIÓN
Pidamos al Padre por las hermandades de nuestro pueblo, para que sepan ver, en las adversidades que se les presenten, al mismo Jesús y, como El, esperen en Dios para glorificarlo; para que con su ejemplo evangélico sean animadores de la vida cristiana de sus hermanos y de sus parroquias y sepan poner siempre a Jesus y a Maria en el centro de todas sus actividades.
Roguemos al Señor.

QUINTA ESTACIÓN
Jesús va junto a los discípulos y los encuentra dormidos y dijo a Pedro:
¿DE MODO QUE NO HABÉIS PODIDO VELAR CONMIGO UNA HORA? VELAD Y ORAD PARA NO CAER EN TENTACIÓN, PORQUE EL ESPÍRITU ESTÁ PRONTO, PERO LA CARNE ES DÉBIL.
El consejo de Cristo no fue seguido por los discípulos en aquel momento. Sin malicia, es verdad, sino por debilidad. Por debilidad también, más tarde, abandonarían al Señor y Pedro le negaría tres veces.
Y esto se sigue produciendo hoy día. Por debilidad… porque donde falta la Oración y la aceptación de la Cruz, falta el espíritu de Cristo y llegan los desánimos, las dudas y las defensas violentas de los propios derechos. Se vuelve a negar a Cristo y a dejarlo solo frente a su Pasión buscando excusas para seguir durmiendo.
ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la misma Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo:
Padre Nuestro…
PETICIÓN
Pidamos al Padre por nuestra Hermandad, para que la Oración frecuente, la participación comunitaria del sacramento de la Eucaristía y la ayuda desinteresada a los demás, nos hagan estar siempre atentos y dispuestos a seguir la voluntad del Padre.
Roguemos al Señor.

SEXTA ESTACIÓN
Señor, ya estás en tu Altar de Cultos.
Desde él contemplarás en los próximos días, durante el Triduo, como nos iremos acercando tus hijas e hijos de la Oración en el Huerto y ante ti, el Domingo de Pasión, proclamaremos la Fe que profesamos.
Fe que heredamos de nuestros mayores y que transmitiremos a nuestras hijas e hijos.
En ningún momento, Señor, estarás solo.
Nuestros corazones quedan aquí, contigo.
Y en los días sucesivos, cuando vengamos a tu encuentro y nos recibas, estaremos bien despiertos y dispuestos a recibirte y seguirte como cada año ya pasado, como cada año de los que han de venir.

ORACIÓN
Hermanos, oremos al Padre con la misma Oración que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo:
Padre Nuestro…

PETICIÓN
Señor, haz que tus hijos seamos, durante todos los días del año: constantes en la Oración, comprometidos con las necesidades de nuestros hermanos siguiendo el ejemplo de las Bienaventuranzas; humildes de corazón para aceptar fielmente tus designios; fuertes en la Fe para poder cumplirlos; respetuosos en el cumplimiento de nuestras Reglas y dispuestos a trabajar por la mejora de la Hermandad con la gracia de Dios y la protección de la Virgen.
Y para que estos Cultos, Señor, muevan a la conversión a todos aquellos hermanos que puedan estar alejados de ti y vivifiquen la Fe de los que intentan seguirte.
Roguemos al Señor.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santi como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amen.
Nuestro Señor Jesucristo Orando en el Huerto,
Ruega por nosotros.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.